Madrid prohibirá el uso del móvil en el recreo en los centros educativos privados y concertados

0
40
Madrid prohibirá el uso del móvil en el recreo en los centros educativos privados y concertados
Niño con un teléfono móvil en el recreo. Imagen: La Voz de Galicia

La Comunidad de Madrid ha ampliado a los recreos la limitación del uso de los teléfonos móviles a partir del curso 2020-2021 en los centros sostenidos con fondos públicos de la región. Esta iniciativa complementará la anterior anunciada por el Gobierno regional el pasado diciembre, en la que prohibían estos dispositivos en las aulas. Para ello será necesario modificar el decreto de convivencia 32/2019 de 9 de abril que se llevará al Consejo Escolar y posteriormente, se aprobará en el Consejo de Gobierno.

Los centros tendrán autonomía para la gestión de esta medida y serán ellos quienes decidirán como aplicarla. Entre otras posibilidades, los centros pueden optar por taquillas para depositar los móviles, dejar los dispositivos en el aula cuando los alumnos estén en el recreo, apagar el móvil al entrar en el colegio o establecer sanciones por usarlo cuando esté prohibido. Esta medida se encuadra dentro de las 155 incluidas en el acuerdo alcanzado entre el PP y Ciudadanos para conformar un Gobierno de coalición en la Comunidad de Madrid.

La Comunidad de Madrid ha apostado por la limitación del uso de los teléfonos móviles durante el horario lectivo, excepto en aquellos casos en los que el uso esté expresamente previsto en el proyecto educativo, con fines didácticos y para alumnos que los necesiten por razones de salud o discapacidad, y ha señalado esta medida como parte de su compromiso con el uso responsable de las nuevas tecnologías para mejorar los resultados académicos de los alumnos y luchar contra el ciberacoso y el ‘bullying” en centros escolares.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la mitad de los niños de 11 años tiene teléfono móvil, el 75% de los de 12 años y el 94% a partir de los 15 años. El estudio “Seguridad y privacidad en el uso de los servicios móviles por los menores españoles” realizado por el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO) y la empresa de telecomunicaciones Orange ha revelado que el 88,6% de los encuestados ha admitido realizar fotografías con su teléfono y un 48,2% las enviaba a sus contactos.

En este mismo estudio el 11,5% ha reconocido acceder a imágenes de peleas en las que estaban involucradas personas de su entorno. Un fenómeno conocido como ‘happy slapping’ en el que se realiza la grabación de agresiones entre menores y después son subidas a Internet.