Los españoles, entre los más talentos más competitivos del mundo

0
203
Los españoles, entre los más talentos más competitivos del mundo
Investigadoras - Archivo

El Grupo Adecco presentó este miércoles la séptima edición de su Índice de Competitividad por el Talento Global (GTCI), en el que España se sitúa en el puesto 32 de un total de 132 países analizados. Con una media total de todas las variables de 55,7 (2,85 puntos más que un año atrás), la clasificación de España mejora el resultado del año pasado, cuando se situaba en el puesto 31 pero entre un total de 125.

Asimismo, sigue situado entre los países clasificados como de renta elevada (según datos del Banco Mundial) cuya puntuación media para este grupo es de 61,46 puntos (ligeramente superior al índice del año anterior, 59,93 puntos).

Respecto a la posición de España, a nivel global, se sitúan por encima naciones como Eslovenia (31), Chipre (30), Qatar (29), Portugal (28) y Corea del Sur (27). Y justo por debajo, Letonia (33), Chile (34), Lituania (35) e Italia (36).

En cuanto a la situación de España respecto al resto de países europeos, ocupa la posición 20 de las 38 naciones europeas incluidas en el GTCI, manteniendo una situación similar a la del año anterior, superando a naciones como Letonia, Lituania, Italia, Eslovaquia o Polonia.

El informe señala que España saca su mejor nota en el grupo de variables de Retención (puesto 23); mejor incluso que en 2019 (puesto 25) y con un desempeño superior a la media de los países de renta alta. La posición se debe al buen resultado obtenido en variables como ‘comportamiento medioambiental’ (12), ‘saneamiento’ (14), ‘protección social’ o ‘densidad de doctores’, ambas en la posición 15. Las peores colocaciones en este pilar son ‘retención de cerebros’ (74) y, algo mejor colocada, ‘sistema de pensiones’ (32).

En la variable de Crecimiento, España obtiene su segunda mejor posición (29) tras ganar tres puestos. Lo más relevante es la colocación positiva que mantiene en ‘matriculación en educación superior’ (puesto 6 de 132, su marca más alta de todo la prelación), ‘calidad en gestión de los centros’ (10) y en ‘clasificación de universidades’ (23). Los datos más negativos de este pilar lo representan el ‘desarrollo del trabajador’ (67), que mejora del puesto 79 de 2019, y la ‘colaboración en los organismos’ (101) y entre ellos (87).

En el pilar de los Facilitadores, España se encuentra en la posición 32, que mejora respecto a la 37 del anterior informe. Aquí su mejor marca está en la variable densidad de robots, donde alcanza el puesto 12. También obtiene buenas colocaciones en ‘intensidad competitiva del mercado’ (20) y en ‘infraestructura de las TIC’ (25). Pero sigue teniendo muy mala posición en variables de la categoría “empresa y trabajo” como la de ‘relación salario y productividad’ (puesto 99) y en ‘desempleo en educación terciaria’ (92).

Algunas de las variables que más han penalizado a este pilar en este año tienen que ver con el marco regulador del país. Son, por ejemplo, la estabilidad política, que ha pasado a la posición 51 cuando un año atrás ocupaba la 40, o la efectividad del gobierno, ahora en la posición 28 mientras que en 2019 ocupaba la 24.

Además, por primera vez en el GTCI, se analiza en el marco del pilar de los Facilitadores la adopción de la tecnología; es decir, las disrupciones tecnológicas que imperan en el mercado global implantadas en los diferentes países.

Así, España supera en ‘densidad de robots’ a países como Francia (16), Suiza (17), Finlandia (18) o China (20). Sin embargo, todavía queda camino por recorrer en ‘inmersión en tecnología emergente’ (54) y ‘uso de la tecnología’ (47).

Por tanto, el informe concluye que España necesita mejorar los facilitadores y reforzar la apuesta por la tecnología para crear un entorno favorable para la atracción de talento y empleo.

A nivel global, las posiciones más altas del Índice de Competitividad por el Talento Global están en manos de los países con una renta elevada y los países europeos dominan con 17 de las 25 posiciones más altas.

Suiza se mantiene un año más en la primera posición, seguida de Estados Unidos, que alcanza su clasificación más alta en el ranking hasta la fecha, y Singapur, que baja una posición. A continuación, se sitúan Suecia, Dinamarca, Países Bajos, Finlandia, Luxemburgo, Noruega y Australia.