Al-Zahara pide ante la reversión de nombres de calles que se cumpla la Ley de Memoria Democrática

0
82
Al-Zahara pide ante la reversión de nombres de calles que se cumpla la Ley de Memoria Democrática

CBN. La Junta Directiva de la Federación de Asociaciones Vecinales Al-Zahara, como había anunciado, se ha posicionado hoy dando a conocer un comunicado ante la reversión de la denominación de calles en la ciudad, “que debe responder y respetar todos los extremos de la Ley Andaluza de Memoria Democrática”, todo ello ante la polémica creada por el anuncio de que calles como ‘Foro Romano’ o la ‘avenida del Flamenco’ vuelvan a ser denominadas como ‘Cruz Conde’ y ‘Conde de Vallellano’, respectivamente.

Al respecto, “esta Junta Directiva recuerda el proceso seguido por la comisión creada en la anterior Corporación municipal, que desarrolló un trabajo excelente y cuyas conclusiones fueron fruto de un arduo trabajo de investigación y documentación por parte de historiadores miembros de esta comisión”, además de que “el proceso participativo seguido fue totalmente respetuoso con el Reglamento de Participación Ciudadana, en los extremos que desarrolla éste para tales procedimientos”.

Así, y “a partir de estas consideraciones, la polémica actual sobre si se revierten o no las denominaciones de algunas calles por el actual equipo de Gobierno debe ser una decisión política, que tendrá que considerar el sentir de la ciudadanía y de los movimientos sociales, valorar sus consecuencias y en base a ello, siempre respetando la Ley, acometer su decisión”, afirma el dictamen.

Más aun, “frente a esta decisión, evidentemente, oposición y cuantos colectivos así lo estimen tienen todo el derecho, si consideran que se vulnera la citada Ley de Memoria Democrática, a acudir a los correspondientes tribunales o a cualquier otra instancia habilitada para que se dilucide sobre el tema”.

En todo caso, “para esta Junta Directiva, tanto Gobierno Municipal como oposición deben ser responsables de sus decisiones y no promover más enfrentamientos entre una ciudadanía ya de por sí bastante fracturada”, concluye el escrito.