Un juzgado reabre 17 años después el caso por la desaparición y muerte de Déborah Fernández

0
131
Un juzgado reabre 17 años después el caso por la desaparición y muerte de Déborah Fernández

El juzgado de instrucción número 2 de Tui (Pontevedra) ha acordado reabrir el caso de Deborah Fernández, la joven desaparecida a los 21 años cuando hacía deporte en la zona de Samil, en Vigo, en 2002 y fue hallada muerta diez días más tarde en una cuneta en la localidad de O Rosal.

En un comunicado, la familia de la joven explica que, tras decretar la apertura el pasado día 7, la jueza dictó un auto el día 25 en el que acepta la declaración en calidad de testigos de siete personas. Con todo, denegó la práctica de diferentes pruebas propuestas por la familia.

Esta causa fue archivada en 2010, pero tras una campaña impulsada por la familia de la chica ante la cercanía de la prescripción del delito, en 2022, la aparición de nuevos testimonios y la práctica de nuevas diligencias han derivado en su reapertura.

En concreto, seis declaraciones fueron fijadas para el día 9 de diciembre a partir de las 9,00 horas. Una séptima, que inicialmente había sido citada para el 18, fue cambiada para el día 5 de diciembre. La familia ha recurrido esta modificación “por entender que no existe causa alguna para dicho cambio”.

“Desde hace más de dos años de lucha a fin de que el caso de nuestra hermana no se olvidara, son muchas las personas que nos han ayudado y otras tantas las que nos han dado pistas que pudieran contribuir al esclarecimiento; todo ello ha sido puesto en conocimiento de la Policía Nacional, que por fin retomó la investigación”, celebra la familia.

Asimismo, recuerda que, desde el pasado mes de junio, sus abogados han presentado diferentes escritos ante el Juzgado y ante la Policía para que se practiquen diferentes diligencias de prueba.

“Sea cual sea el resultado de las declaraciones testificales y de la pericial acordada, no cesaremos en el empeño de descubrir qué persona o personas fueron los responsables de la desaparición, muerte y traslado de cuerpo de Déborah”, subraya la familia. Por último, en el comunicado, muestra su deseo de “conocer la verdad”, “sea cuál sea”.

Déborah Fernández-Cervera desapareció en 2002 a los 21 años, después de salir a correr por la zona de Samil, en Vigo. Su cuerpo fue encontrado desnudo una semana después en una cuneta en el ayuntamiento O Rosal, a unos 40 kilómetros de distancia.

Su familia puso en marcha a principios de año una campaña en la plataforma Change.org que ya ha recogido más de 230.000 firmas para que se reabra el caso.