Ofician una boda dentro de una ambulancia para cumplir el último deseo del padrino

0
153
Ofician una boda dentro de una ambulancia para cumplir el último deseo del padrino

La Fundación Ambulancia del Deseo ha cumplido el sueño de Rafael, un paciente ingresado en el hospital por una enfermedad crónica grave y progresiva.

Uno de los deseos de este hombre era poder asistir a la boda de su hijo Borja pero una grave enfermedad le tuvo ingresado durante un tiempo en el Hospital del Rosell de Cartagena y todo apuntaba a que no podría ir al enlace.

Sin embargo, un mensaje de una doctora de la Unidad de Cuidados Paliativos del hospital donde estaba ingresado Rafael cambió su suerte. Rápidamente el equipo de la Fundación Ambulancia del Deseo comenzó a organizar los preparativos para el día de la boda y con el apoyo de la familia y la complicidad del equipo médico todo parecía ir sobre ruedas.

Según cuentan en su página web, el día del enlace los voluntarios de la Fundación Ambulancia del Deseo acudieron puntuales a su cita. Rafael, lleno de emoción y alegría, les esperaba despierto e impaciente para recibir ayuda para vestirse para la ocasión y para que le llevaran su colonia favorita.

Una vez listo, Rafael bajó hasta la ambulancia, donde le esperaba el equipo médico y los voluntarios de la Fundación para ir juntos hasta los juzgados donde se iba a celebrar el enlace. Sin embargo, durante el trayecto las energías de Rafael comenzaron a fallar hasta el punto de que se quedó sin fuerza para salir en la camilla.

Esta noticia era un jarro de agua fría para quienes habían puesto toda su ilusión en cumplir el deseo de Rafael y decidieron que la cosa no podía quedarse así: la jueza que iba a oficiar la ceremonia no puso ningún problema en salir de los juzgados para casar a los novios dentro de la ambulancia y cumplir el sueño del paciente: ser el padrino en la boda de su hija.

Poco después de vivir este momento tan especial para todos los que le rodeaban, la enfermedad se llevó a Rafael, que pudo cumplir su sueño de asistir a la boda de su hijo.